Sara Yun, la mirada

Ponerse detrás de una cámara, o ponerse la cámara delante del ojo, cerrar el otro y concentrarse en observar la realidad a través del visor, hace que el fotógrafo se sienta protegido. Nos lo comenta Sara Yun al hablar de cómo afrontó su trabajo en Detrás de la máscara, con el que quedó finalista en el Concurso Descubrimientos Photoespaña en 2011. Efectivamente, el acto también funciona como máscara para el que fotografía, como cuando los niños se tapan los ojos pretendiendo no ser vistos y que los busques. Algo así debe pasar con los fotógrafos también, puede que su objetivo sea ese, ser buscados y encontrados por la mirada de los otros.

Cuando un fotógrafo habla de sus objetivos como artista suele incluir en su lista de buenas intenciones varios propósitos que muchas veces no suelen coincidir con el verdadero poder de sus fotografías. Yun, en cambio, solo nos propone “contribuir con su granito de arena” a que algunas historias salgan a la luz, convencida “del poder de la imagen para agitar consciencias”, pero también conocedora de la capacidad de agitación relativa que la fotografía puede tener en un mundo inundado por imágenes banales y en abundancia.

Porque hace tiempo que la mayoría de los grandes, o medianos, medios de comunicación dejaron de prestar atención a la imagen pensada, trabajada, con cierta intención comunicativa, quizás artística; para concentrarse en esas fotografías de gran impacto mediático y que todo el mundo debe publicar y comentar, o las galerías anecdóticas de sucesos intrascendentes, y a veces ni siquiera noticiables, u obtenidas del archivo universal, y que parece que no cuentan más que para que Google Analitycs sepa que publicaste fotos.

Pero por suerte, también hay otros medios, a los que la Red ha permitido su existencia y continuidad, y que pueden conjugar el rigor periodístico y/o artístico en textos e imágenes con la visión original del autor. A pesar de su juventud, Sara Yun ha colaborado ya con varios de ellos, tales como Periodismo Humano, Piel de foto o F8 Magazine.

Y por suerte, también resisten algunos espacios que dedican unos días de sus programas a exponer esas otras visiones de la realidad, las miradas de sus autores. Sara Yun acaba de inaugurar su último trabajo, Óxido, en Gran Canaria Espacio Digital, tras su paso por el Tenerife Espacio de las Artes (TEA) dentro de las actividades de la XIII Bienal Internacional de Fotografía de Tenerife.

Exposición Óxido, de Sara Yun.

Óxido, Exposición Sara Yun

Óxido supone un trabajo de varios años acompañando a esos cuatro marinos a bordo del barco que se convierte en su prisión y refugio. Ese paso del tiempo y como este “hace mella en el físico y en el alma de los marineros” necesitaba una mirada comprometida con sus personajes y, al igual que en Detrás de la máscara, Yun opta por ese compromiso y elige el color porque “el tema ya es bastante crudo”. Curiosamente, nos puede parecer lo contrario y sus reportajes, que recuerdan el estilo “colorido”, sobrio y directo, a la vez que familiar, de Alex Webb o Martin Parr; nos hace sentir más cercanos a sus personajes. Quizás porque éstos, las situaciones, los espacios y los colores nos son también conocidos, familiares. Pero siempre hace falta alguien que nos muestre lo que está delante de nuestros ojos y no vemos. Porque la realidad es múltiple y compleja. Podemos ver esta parte y estar ciegos a otra, y porque para muchos, lo que se ve la mayor parte de las veces es lo que nos muestran los que no saben ver ni contar, los que llaman realidad a su pequeña ventana de ordenador.

Pero el trabajo fotográfico de Yun muestra otras miradas, o mejor dicho, formas de mirar; observar, pensar o intentar comprender. Una de ellas, intimista, que parece indagar con calma en la imagen mínima, casi abstracta a veces, y que nos recuerda a esas estampas llenas de misterio de un Bernard Plossu o un Bruce Cratsley. Fotografías que, según sus palabras “no me tomo muy en serio”, y para las que parece preferir el blanco y negro, la luz al límite, aunque: “Los hay que me dicen que mis fotos son oscuras y eso de alguna manera, parece molestarles. Yo encuentro belleza en la oscuridad. Es mi manera de encontrar la luz”.

Por suerte, existen esos otros que ofrecen una alternativa, esas otras miradas, que como la de Sara Yun, salen a la calle, se meten en las casas o se refugian en su interior para aportar ese “granito de arena”, para encontrar la luz que amplíe nuestra propia mirada.

Cartografía personal. Sara Yun.

Cartografía personal.

“Este es el mapa de mi recorrido y es aquí donde trazaré con imágenes mi trayectoria.” Sara Yun.

www.sarayun.com

Temas musicales, gentileza de Sol Rezza.